Proyecto Educativo

En Els Menuts de la Pineda basamos nuestro método educativo en el desarrollo armónico de los niños.
Nos movemos dentro de tres grandes ejes:

Observemos por un lado la psicomotricidad (movimiento o respuestas motoras como expresión de la maduración psíquica), siendo esta el hilo conductor para el estudio del desarrollo de nuestros pequeños.

Este desarrollo adquiere su máxima importancia en la infancia cuando se construyen las bases madurativas que definirán en el futuro, junto con sus vivencias, la identidad de los niños.

La puesta en marcha de un programa psicomotriz adecuado repercute positivamente en la maduración individual y activa las otras áreas de desarrollo global (motricidad, lenguaje, esquemas de control y conocimiento, así como adaptación social y emociones).

Nuestro método educativo diferencia claramente el desarrollo madurativo del niño de los aprendizajes. Pretendemos que los aprendizajes sean armónicos respecto al nivel madurativo de los niños.

Basamos nuestro método en los aprendizajes significativos, aquellos que tienen relación con el nivel real de desarrollo del niño. Procuramos los niños espacios para la vivencia de experiencias de base lúdica (el juego en estas edades es la base del aprendizaje) y motivando que les permita conectar con sus deseos e inquietudes.

Durante su estancia en la guardería presentamos a los pequeños un trabajo coherente y progresivo teniendo en cuenta el nivel de madurez de cada niño / a.
Nuestra tarea, entre otras, es ajustar los programas a unas propuestas de juego coherente, estimulante y atractivo, siempre a través de la experimentación y en contacto directo con la naturaleza. En los aprendizajes por descubrimiento los niños aprenden sin darse cuenta, mediante el juego, la experimentación y la creatividad.

Observemos el desarrollo y las necesidades personales de los niños junto con el equipo de educadoras, a través del seguimiento madurativo y psicológico de los pequeños. Ofrecemos también espacios en situación de crisis personal.

Objetivos:

  • Estimular el desarrollo de las capacidades intelectuales, motrices, sociales y emocionales de los pequeños / as bajo el concepto de armonía.
  • Potenciar la creatividad, el interés y la curiosidad por el descubrimiento.
  • Garantizar su seguridad y cubrir sus necesidades fisiológicas y psicológicas.
  • Transmitir, mediante las actividades diarias, unas pautas y rutinas claras dirigidas a conseguir unos hábitos y una seguridad, que faciliten la adquisición de nuevos aprendizajes y que permitan poco a poco la adquisición de hábitos de autonomía personal como: comida, higiene, orden …)
  • Potenciar la convivencia entre niños y niñas y educadoras así como la convivencia entre diferentes familias para favorecer la igualdad entre personas de diferentes sexos, culturas y capacidades físicas y psíquicas.
  • Educar en el amor y el respeto anteponiendo el ejemplo a otras herramientas educativas.

Volver arriba